Los siete niveles de la metamorfosis

Buscando "La metamorfosis" de Kafka en Amazon, veo que alguien la puntúa con un 2 sobre 5 y añade: "Es tirar el dinero. En el rincón del vago están todas las respuestas del trabajo. No lo compréis". Todas las opiniones deben ser respetadas, este es uno de los principios básicos de la democracia y de las encuestas, pero sin embargo daría la impresión de que a este revisor se le han escapado algunos matices de la obra.

Según Dieter Berglund, la obra de Kafka puede leerse a siete niveles diferentes. El primero, narrativo, es simplemente la descripción de algunos sucesos. El segundo nivel implica conocer por lo menos superficialmente la vida del autor, y permite entender que Gregorio Samsa esté tan preocupado por perder el tren cuando acaba de convertise en "un monstruoso insecto". El tercero, mucho más complejo que los dos anteriores, requiere conocer el Talmud. El cuarto precisaría de un conocimiento completo de la mente consciente de Kafka, y por lo tanto es solamente accesible al mismo Kafka. El quinto nivel incluye el análisis de intenciones narrativas que incluso Kafka ignoraba, y solamente sería posible alcanzarlo después de sondear largamente su subconsciente. El sexto es de naturaleza hermética y normalmente está vedado a los mortales. Pero podríamos conocerlo si nos fuera revelado, estando dispuestos a dedicar la vida entera al tema. El séptimo solamente lo conoce Dios padre.

Suponer como hace Berglund que Kafka es por definición insondablemente complejo equivale a decir que todos estamos igualmente lejos de entenderlo incluso sin haberlo leído (¿acaso está el número mil más cerca del infinito que el tres?). Esta hipótesis es interesante pero yo les recomiendo tener "El proceso" siempre en la mesilla de noche, especialmente si se da la circunstancia de que ustedes se ganan la vida en la universidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

¡ En busca de la luz zodiacal !